Reacciones…

Después de publicar ayer un pequeño artículo a modo de reflexión sobre mí y mi vocación de escritora, lo quité en menos de una hora. El pudor… la inseguridad… o ambas hicieron que pensase que no quería dejar huella de mi tristeza, porque en él aparecía una palabra que he evitado durante mucho tiempo: “Depresión”.

Sigue leyendo

Anuncios

Año nuevo… ¿Vida nueva?

CONTACTO

Miércoles día 1 de Enero de 2014. Tengo un terrible dolor de cabeza propio de una buena resaca, pero no es el caso, porque anoche no bebí más que una copa de champán para brindar con la familia por el nuevo año recién estrenado.

Debo reconocer que me intimidan e incomodan las fechas especiales. Casi siempre suelo sentirme extraña en estos días. No me gusta que se prevea de antemano que este debe ser un día especial porque para eso es el primero del año.

Pues este no es mi caso. Llueve y no me apetece hacer nada de nada. Tan sólo dormir y como mucho leer. Ni siquiera tengo apetito para comer, uno de los placeres que más disfruto. Así que no puedo evitar sentirme rara.

Para mí el primer día del año no es más que un día como otro cualquiera, y prefiero que así sea. No quiero celebraciones, ni comidas y bebidas excepcionales, ni tener que hacer lista de nuevos propósitos (¡si aún no he conseguido los que tenía para el año pasado!), ni comunicarme con todos aquellos con los que normalmente no tengo contacto… Así que francamente estoy deseando que llegue mañana, un día normal del que no espero más que tener un buen día. Sin nada especial, sin sorpresas, sin celebraciones. Un nuevo día en el que sentirme como siempre y no pensar en una jornada perdida sólo por ser la primera del año.

Entiendo y respeto lo que significa para otras personas que viven estas fechas navideñas como algo festivo, y deseo que lo disfruten al máximo igual que yo disfruto de mi rutina y mis hábitos cotidianos. Lo que sí comparto con todo el mundo hoy son los buenos deseos para el nuevo año. Al primer día del año francamente no le pido nada, pero al próximo año sí que le pido muchas sonrisas, sueños y oportunidades y sobre todo salud y felicidad para todos.

¡Feliz Año 214… con todos mis mejores deseos!

************