Aplicaciones para ligar

♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️

Ayer me encontré por la calle con un amigo, al que no veía desde hace mucho tiempo, y empezamos a ponernos al día sobre personas que ambos conocemos.

“¿Te acuerdas de “fulanito”? Su mujer le ha dejado después de 17 años casados, y ha estado unos meses bastante mal. Pero ahora está mucho mejor. Un amigo le inscribió en una aplicación para ligar, y la última vez que le vi, hace unos días, estaba pletórico e impresionado porque en una semana había tenido 3 citas, con 3 tías distintas”. Me contaba… 

No hay nada como la psicología masculina. No entendemos nada de sus comportamientos, pero son transparentes como el agua. Si quieres saber como son, piensa y actúa como ellos, y por supuesto presta atención a lo que cuentan y cómo lo cuentan. Con gran entusiasmo describía esta aplicación como el antídoto contra el mal de amores o el aburrimiento. Y doy fe… entretenido si que es…

Así que me puse a leer un montón de artículos sobre el tema. Estadísticas, tácticas para ser más efectivo, tipos de aplicaciones… Ahora soy un experta…

Después de recopilar tanta información de diversas fuentes, como buena periodista que soy, (no solo blogs o artículos de opinión, sino sobre todo medios “fiables” como El País, ABC ó Expansión), me decanté por una de ellas para empezar.

No es que tenga mucho interés en estos momentos por saber en qué piensan los hombres, porque ya lo sé, en “nada”, pero me pudo la curiosidad. Si “fulanito”, que no es muy agraciado físicamente, que es bastante pesado, (el pobre no tiene mucha inteligencia emocional y no sabe escuchar, además solo habla para sí mismo), si él ha conseguido tener tres citas, ¡esto debe ser la bomba! Por eso tiene enganchadas a un porcentaje muy elevado de personas casadas. He leído que en torno al 60% de los usuarios masculinos con pareja lo utilizan como entretenimiento y para ligar. Las mujeres se lo toman más en serio, por eso se hacen mejores perfiles, creen que tienen una oportunidad única para encontrar el verdadero amor o un buen amante. Nosotras siempre tan ingenuas e idealistas…

Así que aquí me ves, dispuesta a  sumergirme en el apasionante mundo de los contactos online.

Después de darme de alta, y esperar unos minutos, aquello no funcionaba. No podía ver otros perfiles en teoría “afines”. Leí un par de artículos sobre el tema, descubrí que si no funciona hay que salirse, cerrar la aplicación y volver a descargarla. La verdad es que hay que tener mucho interés, porque a estas alturas de la película yo ya estaba aburrida. Todo sea por una buena historia, y una pequeña investigación periodística.

Así que vuelvo a descargarme la aplicación del móvil, y a generar por segunda vez mi perfil. Y allí estaba yo… visible y disponible…

Ni un minuto después tenía acceso a un amplio catálogo de machos “ibéricos”, dispuestos a darlo todo por encontrar a personas receptivas a las que atraer.

¡Hace tiempo que no me reía tanto!

Así que empiezan a aparecer una detrás de otras las fotos de los galanes. Ni más ni menos que un catálogo para elegir. Para tontos vamos.

Vas descartando con un ligero desplazamiento del dedo hacia la izquierda, en la pantalla de tu teléfono móvil, o aprobando hacia la derecha. ¡No podía más de la risa! ¡Pero por dios quien se presta a esto! ¡Es un catálogo del Venca! ¡Bueno, bonito y barato! Me moría de la risa imaginando a mi madre con la gafas de ver de cerca, apoyadas sobre la punta de su nariz, chupándose el dedo para pasar la página. “¿Mira este no esta mal, será de mi talla?” :))))

Aprendes más viendo esto, que en 5 sesiones con un psicólogo para intentar entender la mente y el comportamiento masculino.

Pensé que no tendría muchas opciones, pero ¡madre mía aquello no tenía fin! Uno detrás de otro, de todas la edades y diversas fisonomías.

¡De repente te das cuenta de que tienes un poder superlativo! El de la aprobación. Siendo una mujer se multiplica por 1o. He leído que el rol se repite en todas las aplicaciones de este tipo, ellos tienen que elegir todo lo que encuentran para tener más posibilidades, ellas son bastantes selectivas porque les sobran las ofertas. Puedes subirle el ego a un maromo tumbado en un sofá, solo con un pequeño desplazamiento del dedo hacia la derecha. Algo que su mujer que le adora no puede conseguir…

Así que como mi implicación emocional en el tema era de un cero coma cero por ciento, porque solo quería estudiar el tema, lo hice premeditadamente y sabiendo que no era más que un juego, como otro cualquiera. Creo que elegí la frase y la foto acertada… porque no solo tenia opción a elegir, sino que en poco tiempo resulté “elegida” por varios “pretendientes”. Os puedo asegurar que puse la foto menos favorecedora y que iba tapada hasta las orejas. De todas formas da igual lo que pongas, ya se encargan ellos de inventarse lo que quieren ver detrás de la foto: Que si una damisela en apuros, que si alguien muy necesitada porque no es muy guapa y parece modosita, que si esta tendrá menos pretendientes. No importa, todo funciona…

De hecho me contó mi amigo que “fulanito” se había creado dos perfiles. Uno de hombre formal, vestido para ir a trabajar con cara de niño bueno, y otro más interesante y con actitud de malote, tocando la guitarra eléctrica. Le funcionaron los dos, de ahí los de las 3 citas en una semana. Lo que yo diga… un juego de rol… Da igual lo que yo soy, con tal de que funcione… Hablamos de que “fulanito” es un hombre poco agraciado físicamente, los guapetes ya saben que triunfan, usan estas aplicaciones para alimentar su ego y reafirmar que siguen en el mercado, porque estos no necesitan ligar con una foto en el móvil, pero les gusta el juego.

Para iniciar contacto necesitas aprobar a alguien, y que alguien te apruebe a ti. ¡Has pasado la primera prueba! Y entonces ya puedes tener una conversación formal. Más o menos como esta: ¿Hola? ¿Qué haces?…., Me ha encantado tu foto de perfil…, Te gustan las bicis, a mi también…, ¿Si te apetece nos tomamos un café para conocernos mejor?… En ese momento me imaginé a su mujer levantándose del sofá y preguntándole a su marido que tiene sentado justo al lado en el sofá: “¿Cómo lo quieres, solo o con leche?”.

Pero lo mejor es el catálogo…  No apto para personas sensibles que enseguida sientan vergüenza ajena.

Empiezas por imaginar la historia que hay detrás de cada foto… una imagen vale más que mil palabras, y ¡empieza la diversión!

Esté está tumbado en el sofá todo el día tirado jugando con la videoconsola, este está pensando si ha aparcado bien la moto de la foto, este tiene por lo menos 3 hijos (salen todos los juguetes detrás de él), este está bizco delante del móvil mientras el pibón de su novia se aburre a su lado en el sofá, este va de triunfador (no solo lleva traje, sino además dice que es profesor en una universidad de prestigio), este es ciclista, pero no se ve la bici, sino una foto de media rueda y su gemelo, que le gusta a él claro, yo preferiría ver la bici… El siguiente tiene la crisis de los 40, le ha quitado la camiseta a su hijo de 13 años, y se ha puesto una pulsera de cuero para parecer un jovencito, pero le delatan las entradas.  A este le ha hecho la foto su novia (por cierto, más del 70% de las fotos que suben a las aplicaciones de contactos se las han hecho sus parejas), porque tu colega no te hace una foto así, y con un selfie no puedes conseguirla con esa distancia, ni esa perspectiva. Este saca la lengua ¡y se pensará que es sexy de verdad!… Tu estás soltero porque eres idiota, no lo digo yo, solo tienes que ver tu foto… Por no hablar de los selfies, ¡pero muchacho como publicas una foto tan desastrosa, si no te gusta ni a ti!… Al final los que mejor salen son los de más de 60 años, sin tontunas, tal y como son, ya no tienen a quien engañar… En serio… ¡para morirse de risa!

Vamos como niños… No sé si prefiero al que está jugando a la videoconsola, o al del móvil jugando a los cromos: “Si me, no me…” Me lo imagino al final contando orgulloso los nuevos que ha conseguido hoy. ¿Con cuál os quedáis vosotras? ¡Menudo panorama!

Y este es el jueguecito por el que un elevado número de parejas se separan… Eran tantos casos con características similares los que aparecían en mi entorno, mujeres que me lo han contado personalmente, que me decidí a contarlas,  y llevo contabilizadas 16 con el mismo patrón!!!) ¡Vaya tela! La calle llena de chicas maravillosas solas, y las aplicaciones para ligar saturadas de hombres sin ninguna imaginación, ni don de gentes, que se aburren en el sofá de su casa.

La verdad es que entiendo que funcione porque es para tontos. Un ligero movimiento, desplazando el dedito 2 cm a un lado u otro, y listo. La ley del mínimo esfuerzo. Tu puedes estar despeinado, sin afeitar y oliendo a tachún de mono que funciona. Ligas en un pis pas. Claro que hay que ver con quien ligas… con otro u otra como tu. Bueno en eso si que aciertan, en la afinidad…

Y por eso no duré ni una hora. Desde luego a mi no me van a encontrar aquí, ni a un 99% de las mujeres que conozco. Excepto a las del ego subido, que lo alimentan así…, pero por suerte son una pequeña minoría, por lo menos hasta donde he llegado a conocer.

A mí me imponía cierto temor y respeto este tema, porque se juega con los sentimientos de otras personas, de los que participan en el juego y de los que están al otro lado sufriendo las consecuencias de este. Pensaba que para algunas personas era algo muy atractivo y divertido. Pues si… doy fe…, divertido si que es, aunque yo no le he dado el uso adecuado, porque francamente no me interesa lo más mínimo conocer gente aquí ¡y mucho menos encontrar pareja!

Y aquí acaba mi investigación y experiencia con el mundo de las aplicaciones para ligar. No me busquéis en ninguna porque no voy a volver a probar. Después de esto hasta la TV me resulta más entretenida…

Como podéis comprobar no he perdido el sentido del humor. Esa es una buena señal. La terapia funciona. Escribir y disfrutar creando historias es de lo más entretenido y divertido, mucho más que una aplicación de contactos.

Buenas noches…

P.D. Me encantará recibir tus comentarios y compartir impresiones sobre el tema…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s