Ser escritora…

No hace mucho tiempo planteaba aquí mismo un reto personal para convertirme en escritora y vivir en París, consciente de que solo era un sueño, eso sí un precioso sueño. Viendo como pasaba el tiempo y mis esperanzas se desvanecían, decidí eliminarlo de este blog, para no martirizarme con el recuerdo de que es otra de mis metas no cumplidas. Pero no quedó en papel mojado, porque me sirvió para empezar a escribir la que ya es mi primera novela.

Creo que partía de un concepto equivocado. No hace falta poner una fecha en el calendario, ni fijar un lugar donde desarrollar una vocación. Basta con ser consciente de que lo eres. Y esa es la conclusión a la que he llegado hoy. Justo cuando husmeaba en internet buscando un agente literario me dije: “¿Para qué?”. No necesito que nadie me diga que soy escritora. Ni siquiera necesito editar un libro. Ya estoy escribiendo mi primera novela, que va por la página 162 y que cada vez que releo más me gusta y más me empuja a seguir contando la historia. Porque eso es lo que soy una contadora de historias…

Mi conclusión de hoy es la única verdad que rodea todo este mundo, y es la de que ya soy una escritora. Tan solo tengo que hacer lo que ya sé hacer… escribir. Esa es la razón de todo esto, escribir con humildad y sinceridad volcando mi alma entera sobre el papel o la página en blanco, y eso ya lo hago a diario. La diferencia fundamental, lo que hace que esto se transforme en algo real, es compartirlo.

Ni siquiera necesito que alguien me diga que escribo bien. Ya lo sé. Llevo años viendo a personas de todo tipo emocionarse cuando leen lo que escribo. Eso es más que suficiente. Las etiquetas me sobran, y si nunca puedo dedicarme en cuerpo y alma a escribir, ni puedo vivir de ello, no importa tanto, es secundario en estos momentos. Solo cuenta la pasión con que lo haces y saber que si no lo haces te mueres de pena, porque lo necesitas tanto como respirar. En mi caso es una imperiosa necesidad de hablar y comunicarme. Pero en esta etapa de mi vida en la que un enorme vacío acompañado de un eterno silencio me acompañan de noche y de día, necesito escribir con avidez más que nunca, para sobrevivir e intentar superarlo.

No voy a perder más tiempo ni energía buscando editor o agente literario, lo único que tengo que hacer es escribir. Y hacerlo lo mejor posible. Con entrega, disciplina y mucho amor, porque eso es lo único que se necesita para escribir, disfrutar haciéndolo y tener la intención de que sea leído por los demás. Solo por placer, por la mera satisfacción de compartir y decir lo que a otros les cuesta expresar, o por la posibilidad de que personas que no conoces vean otras formas de pensar y sentir, tan auténticas y honestas, que puedan hacerlas suyas. Porque lo importante en un libro o un escrito es eso, que desde el momento en el que se hace público deja de ser tuyo y pasa a ser del que lo lee. Un generoso acto fuera de los circuitos comerciales que diferencia a los que son escritores por vocación, de los oportunistas que en un momento dado aprovechan su fama y contactos para hacer caja con un libro. No obstante no lo critico, pero no quiero formar parte de esto. Yo solo quiero escribir para no sentirme sola, para desahogarme, para echar fuera todo lo que no puedo decirle a nadie, lo que creo que además de ayudarme a mí, pueda hacer que alguien que sufra como yo no se sienta tan sola o tan diferente.

Con una sola persona que lea esto ya habrá valido la pena. Y eso me dará alas para seguir escribiendo, para que no sea un soliloquio, para que deje de ser mío y sea nuestro.

Y para todo el que me escuche o me lea, solo decir que hoy es el primer día del resto de mi vida. Necesito volver a empezar. No morir de apatía y recuperar mi energía vital. Y nada mejor para ello que reconocer que no es mi mejor momento y que voy a poner todo por mi parte para conseguirlo, empezando por esto, por contarlo, y reconocer que la depresión existe y que mirar hacia otro lado no es la solución.

Bienvenidos a mi mundo en caos (desorden o confusión absolutos)… del que sale algo positivo: Recuperar mi Diario, las ganas de volver a retomarlo y compartir lo que escribo. A partir de aquí intentaré vivir sin pensar en el pasado y creando un nuevo espacio que me devuelva la ilusión… Un giro de la vida, inesperado como todo lo que supone una ruptura sin vuelta atrás, pero que espero me conduzca hacia una bonita experiencia y me ayude a encontrarme a mi misma.

Un abrazo para ti mi querido lector…

Anuncios

5 comentarios en “Ser escritora…

  1. Pues si que eres una escritora, y de buena madera, la del corazon. Tu no escribes para enriquecerte monetariamente de tus palabras, lo haces para alimentar tu alma. Sigue escribiendo y olvida al mundo. La fama hoy en dia es tan efimera que no se ya si vale la pena conquistarla. Solo asegurate de hacer lo que te llene, lo que te apasione y sobre todo amiga mia VIVE, que te lo mereces. Un abrazo desde Miami. Tu adonde te encuentras?

      • Pues a seguir en lo nuestro ESCRIBIENDO A DIARIO PARA SER MEJORES CADA DÍA. Ese es mi reto y mucha mucha lectura. Además de apasionarme, es una buena herramienta para escribir. Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s